Volver a jugar con el destino del dedo.

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Hacía mucho tiempo que no salíamos a jugar con el destino y hacer dedo.

Preparamos la mochila con comida y libros. Nuestra intención era llegar al Parque Nacional Tierra del Fuego y mate de por medio terminar o mejor dicho continuar con ese libro empezado.

Para llegar al Parque, la forma más barata es a dedo. Solo te toma menos de 10 minutos conseguir buena gente dispuesta a llevarte. Lo que nunca imaginábamos era que nuestro plan de tirarnos cual foca a tomar sol  y leer se transformaría -tras la invitación en el auto de Rodolfo y Celina- en una caminata  a un ritmo de dos atletas, de esos que hacen casi todos los años el Desafío Ushuaia (un evento deportivo que consta de varias disciplinas en distintas épocas del año).

Desde que habíamos vuelto de nuestro último viaje a Brasil, no habíamos salido a caminar. Pisando casi Marzo, el bosque pre-antártico todavía esta verde y el cielo, como siempre cambiante. Por momentos el sol nos calentaba la piel al punto de que me arrepentía de no tener una gorra que me diera sombra, pero al rato las nubes se encargaban de darnos un descanso.

Cómo no nos cansamos de estos paisajes. La combinación del bosque de lenga, montañas con glaciares y agua, nos puede.

Nos volvimos a casa con una sonrisa de oreja a oreja. El azar del dedo nos volvió a  regalar una buena experiencia, una tarde junto a dos fueguinos y su perro haku, muy amables que nos enseñaron un rincón de la Isla que hasta ahora no habíamos conocido y con quien compartimos charlas que me quitaban el aliento sobre todo en subidas.

 

10 consejos para viajar a dedo

Vivir viajando y ser nómada digital.

13 fotografías del verano en Ushuaia

 

 

 

 

Cerrar Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 


 

COTIZA EL SEGURO PARA TU VIAJE GRATIS