Seguro de viaje

60 Flares Facebook 39 Twitter 8 Google+ 13 Pin It Share 0 60 Flares ×

¿Contratar un seguro de viaje, si o no, esa es la cuestión?

Empezar diciendo que “nadie está exento de nada”, es tan cierto como general y abstracto, dicha frase no se la juega al contestar si contratar un seguro de viaje o no.  Es difícil decidir -al menos para el o la viajero/a que va en rumbo de aventuras sin límite de tiempo- si desembolsar o no una cantidad de dinero en un seguro para el viaje que quizás no utilice pero que le dará tranquilidad y seguridad para emprender su travesía. Es que hay una cuestión cuasi matemática exacta y otra dejada a la suerte de uno. Al empezar el viaje tenemos un presupuesto determinado que nos da pena darle un destino aleatorio y preventivo, pensando así que al deshacernos de ese dinero implicaría recorrer menos kilómetros en el mapa. Pero con el tiempo y la “vida viajando” -que algunos hemos elegido- ese presupuesto ya  no es el mismo con el que salimos y una vez  que uno empieza a generar o producir lo que consume, lo fortuito pasa a ser un punto importante en nuestras prioridades para estar tranquilos de que ante cualquier imprevisto no tendremos más que preocuparnos que estar bien de ánimo. En cuanto a la suerte de uno, dicen que algunos nacen con una estrella que los protege y otros estrellados, no es que seamos supersticiosos, pero por las dudas no vamos a ponerlo en duda a ver si nuestra estrella se ofende y se corre de nuestro camino. Para otro tipo de suerte diríamos que todo es una cuestión de actitud, pero cuando tu vida depende de terceros no sabemos quien manda.

Nosotros, antes de viajar, contemplamos la posibilidad de contratar algún seguro pero por H o por B salimos sin esa tranquilidad. Quizás un tanto por mandados que somos y otro tanto pensando con cabeza de niños que si no nos arriesgábamos a actividades extremas, ningún infortunio nos sucedería.

Como novatos en esta nueva aventura infinita de vivir viajando, no contemplamos posibles gastos derivados de la no-salud; si contábamos con algunos remedios de venta libre. Y es que viajando te puede pasar de todo, desde un resfriado hasta un accidente y no hay mayor tranquilidad, (para los que viajamos con bajo presupuesto) que esas contingencias hayan sido previstas antes y que no sean parte del presupuesto de mano.

Nunca me imaginé que algo tan rico e inofensivo como una naranja  se podía convertir en mi peor enemigo, su pulposo jugo cítrico fue un arma letal directa contra mi sistema digestivo.

mono naranja Dale Viaja

Isla de los monos, Iquitos, Perú

Pero este tipo de fruta no se convirtió de un día para el otro en una de esas cosas que uno sabe que le hacen mal -al menos en ayuno- cuando los años vienen acompañando kilómetros y varias culturas culinarias.  Muchas comidas exquisitas están sazonadas con los más fuertes condimentos. A la cabeza como conquistador de varios países latinoamericanos, el picante o ají (en sus varias preparaciones); que al principio te causa rechazo por su revolucionaria estadía en la boca pero que luego te empieza a caer tan simpático que la usas como la sal, en el ceviche, en el choclo, en la pizza y hasta cargarlo entre tus cosas, como lo llevaba una australiana que conocimos, para ponérselo a cada comida donde quiera que este.

Ceviche de camarón acompañado de chifles (plátano frito).

Ceviche de camarón acompañado de chifles (plátano frito).

Algunos afortunados de la vida gozan de un sistema digestivo de hierro, y a otros éste nos pasa factura después de haber hecho acostumbrar al cuerpo -pese a saber que todos los excesos son perjudiciales- a comer fuerte todos los días.

Pero los estados de mal estar físico derivados de excesos o mala cocción, agua no potable o deshidratación por condiciones climáticas también se pueden deber a contactos con animales, a los que según el tipo de viaje que hagamos, estaremos propensos a contagios.

tarántula Dale Viaja

 

El Amazonas es un gigante tan verde que muchas  especies animales y vegetales hacen de éste, su mejor hogar.

Para empaparse de lo exótico de sus espesas mantas verdes, lo mejor es meterse selva adentro -con guía- si es que deseas encontrarte con todo tipo de especies que al final del día hacen valer la pena tener tantas picaduras de mosquitos.

Pero se podría decir que cuantas más actividades haces y te relacionas con la naturaleza, las contingencias de pescarse alguna infección aumentan. Dejando de lado los accidentes imprevisibles.

Existen algunas acciones preventivas como ciertas vacunas que palean enfermedades transmitidas por insectos o mamíferos pero el dengue no está cubierto y es algo muy común en algunos países de Latinoamérica. Como es  imposible cubrir todos los focos, en nuestra opinión, acá entra a jugar la actitud. Al comportarse con respeto a todo aquello que es nuevo para nosotros, “se mira pero no se toca”, a menos que el guía te diga que no hay problema tocando ciertos árboles u hojas, la prudencia es premiada con la integridad de tu salud. Insistimos salvo el dengue.

Lo contamos por experiencia propia, al ser dos viajeros, si a uno le pasa que se le empieza a dormir la mano seguido de la sensación de  tener agujas en ésta, le avisa al otro “¡no te apoyes en ese árbol!”, o “pasa rápido por la turba que hay una boa”, no, mentira, esto último nunca pasó, pero sí que nos hundíamos en esa mezcla agresiva que se le parecía a las arenas movedizas por chuparte hacía abajo.

Los mamíferos, en especial los primates simiiformes, son una especie en la cual el hombre está dentro y creo que por eso les encontramos tanta simpatía a la hora de interactuar. En nuestra estadía por las comunidades a los costados del Río Amazonas nos hemos encontrado con varios ejemplares. Felices de compartir con ellos y de que ellos accedan a estar tan cerca nuestro, casi como reconociéndonos como parientes lejanos, podemos correr el peligro de contagiarnos de algunas enfermedades derivadas de éstos que en las ciudades  no están debido a su ausencia. Entonces hay riesgos que uno accede a correr, miren si me voy a perder de darle de comer a este lindo monito.

Compartiendo Pacay, fruta típica del Perú, con un amigo que me hice.

Compartiendo Pacay, fruta típica del Perú, con un amigo que me hice.

También otras actividades comunes como andar en bicicleta -que por una parte depende de la prudencia de uno y por otra la de los conductores que manejan cerca tuyo- pueden resultar en algo tan imprevisto como un accidente fatal. Algunos hermosos recorridos se encuentran al costado de grandes valles y aunque no en todos los lugares las carreteras se encuentran bien señalizadas y/o protegidas, podemos terminar en cualquiera y con suerte raspones o lastimaduras serán solo el gasto a cubrir.

Pero pueden pasar otros imprevistos como cancelación o demoras de vuelos, llegar tarde al aeropuerto por imprevistos, robos, etc. Que un seguro de viaje contemple tantas contingencias es tranquilizador.

Salud en bici Dale Viaja

 

Con prescripción médica en mano, después de haber sido atendida por un médico que vino al hostel.

Con prescripción médica en mano, después de haber sido atendida por un médico que vino al hostel. 

A  pesar de cuidarnos y ser prudentes en todo lo que depende de nuestro accionar, nos pueden suceder mal-estares como una infección intestinal y es entonces cuando agradeces tener una asistencia médica y de estar tranquilos de que de nada tenes que preocuparte más que pensar, ¿empiezo a quitarle la cáscara a la manzana antes de comerla?, ¿cómo me puedo cuidar mejor?

Para no esquivarle a la pregunta inicial, nosotros sugerimos que dentro de las posibilidades económicas de cada uno, contraten un seguro de viaje.

Les recomendamos aseguratuviaje.com, pueden comparar todos los seguros de viaje en el siguiente cotizador:


OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁS TE SIRVAN:

¿Cuáles son las aplicaciones que utilizamos mientras viajamos por el gigante asiático? Un listado de 10 aplicaciones útiles para viajar cor China. En el momento en que  Seguí leyendo

¿Cuán posible es viajar a dedo? ¿No es peligro? ¿La gente te levanta? A partir de este tipo de preguntas que nos llegan, escribimos este artículo con la intención de ofrecerles sugerencias y consejos a la hora de... Seguí leyendo

Luego de haber experimentado -por distintas circunstancias- varios hospedajes en Ushuaia, les compartimos información de alojamientos recomendados en la ciudad más austral. 1... Seguí leyendo

 

Cerrar Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 


 

COTIZA EL SEGURO PARA TU VIAJE GRATIS